Comunicado del Área de Juventud de Ezker Anitza-IUko Gazteon Arloa ante la apertura del curso escolar

Menos porras y más lapiceros

La apertura del curso escolar que se va a dar esta semana se presenta como la apertura con más recortes en la historia de la educación publica vasca. Como ya han manifestado numerosas organizaciones de madres y padres, como las federaciones EHIGE, BIHE y SAREAN, y como ha corroborado el Consejo Escolar de Euskadi en un reciente informe, la Consejería dirigida por Isabel Celaá está aplicando recortes infranqueables afectando a los medios para garantizar la calidad de la enseñanza, con la reducción de horas no docentes del profesorado, la restricción de las sustituciones, el diseño del mapa escolar y el sistema de adjudicación de plazas en los centros de titularidad pública.

Concretamente, las decisiones que el Departamento de Educación está adoptando en la planificación del próximo curso no están garantizando una plaza pública cerca del domicilio a todas las familias. De esta manera se está ayudando a que el alumnado que desea estudiar en un centro público se desvíe a la enseñanza concertada.

Esta realidad, queda además corroborada en los últimos tiempos con la reciente aprobación por parte del Gobierno Vasco del PSOE de los conciertos educativos de los colegios privados para los próximos cuatro años, lo cual lejos de reforzar la red pública la debilita en sobre manera desviando recursos a centros privados.

En cuanto a las condiciones de trabajo del profesorado, las numerosas bajas que no se cubren mediante la contratación de sustitutos, teniendo que ser cubiertas por profesorado del centro en horas no lectivas, han generado una reducción del tiempo para preparar las clases, así como del crédito horario del que disponía el profesorado para llevar adelante proyectos de centro-multiculturalidad, Euskara, TICs, convivencia, etc…- y horas de coordinación. En consecuencia, se ha vuelto imposible llevar adelante muchos de los proyectos en los que estaban embarcados los centros, estancando el desarrollo de los mismos y privando así a los centros de importantes herramientas para trabajar en la integración, la normalización del Euskara, o la inserción del alumnado en el mundo de las nuevas tecnologías, entre otras cosas.

De esta manera, el Gobierno Vasco de López y Celaá faltan a su palabra de que el sistema educativo vasco no sufriría las consecuencias de la crisis y dejan patente que el modelo del PSOE, la apuesta en firme por la educación publica que iban a hacer, no es sino el modelo de la privatización de la educación, el recorte de medios materiales y humanos y por ende, la pauperización del sistema educativo publico vasco, negándole así su importante papel socializador y de motor para la integración y cohesión social.

Frente a este comienzo de curso negro, y en nuestra clara apuesta por un modelo de educación, público, laico, científico y gratuito desde el Area de Juventud de Ezker Anitza-IU entendemos que es necesario:

 

• Reconocer que el Sistema Público de Educación debe de basarse en una red de centros docentes públicos. Hay que impedir las cesiones de suelo municipal para los centros privados concertados. Proponemos la eliminación progresiva de los conciertos, modelo que se encuentra actualmente pervertido en sus fines, al servir como medio para desmantelar la escuela pública, estrategia de adoctrinamiento en muchas ocasiones al margen de los valores democráticos de nuestra sociedad y, finalmente, estrategia de enriquecimiento con dinero público de determinadas órdenes y grupos religiosos y privados. La educación concertada no es pública. Por ello defendemos un modelo de escuela pública total, con iguales derechos para los y las estudiantes, pero también para los y las docentes. Una real igualdad de oportunidades.

 

• El establecimiento de un Mapa Escolar que garantice que la red pública cubra, en condiciones de calidad y plena gratuidad (transporte, libros, comedor), todas las necesidades de educación entre 0 y 16 años.

 

• Destinar, al menos, el 7% del PIB de la Comunidad Autónoma Vasca a Educación. En la actualidad invertimos un raquítico 3,8%. Menos dinero para los de las porras y más lapiceros.

 

• Reducción del número de alumnos por aula y profesor para garantizar la calidad en la educación y la dignificación del trabajo del profesorado.

 

• Garantizar la escolarización de las alumnas y alumnos en centros públicos próximos a sus hogares, como instrumento para garantizar una mejor socialización y la creación de arraigo con la realidad en la que se vive.