Mikel Arana llama “cobarde y tramposo” al Gobierno Vasco, por sustraer de la mesa de negociación los recortes a los funcionarios y colarlos “de tapadillo” con el PP en los presupuestos.

Mikel Arana ha calificado de “cobardía” el acuerdo alcanzado ayer entre PSE y PP en el que a través de una enmienda a los presupuestos blindan la mayoría de los recortes que se venían anunciando para los funcionarios. El parlamentario Arana ha añadido que “no llevarlo a la mesa de diálogo social es apuñalar a los y las trabajadoras por la espalda y además empuñando la derecha”.

Arana se ha referido a la “manera tramposa” en la que  el gobierno vasco ha legalizado  los recortes, “recortes a los que los sindicatos se habían opuesto de forma unánime, y que ahora el acuerdo del PSE – PP, ha colado por la puerta trasera de la Ley de Presupuestos del 2012”.  La seguridad jurídica no puede justificar el ninguneo de este gobierno hacia los y las trabajadoras de la función pública y su representantes sindicales, “sustraer del diálogo social los recortes es una vuelta de tuerca más a la ya debilitada democracia” ha añadido el parlamentario de IU Euskadi. 

En cuanto a las medidas de ajuste adoptadas, Arana ha recordado a toda la ciudadanía que “no sólo afectan a los funcionarios, porque el fin del contrato de relevo, supone una gran barrera a la contratación de nuevos empleados y la creación de empleo”, algo que IU Euskadi ha criticado en su enmienda a la totalidad a los presupuestos.

Tampoco considera Arana válidas las razones esgrimidas desde el ejecutivo,   la necesidad del Gobierno vasco de reducir el gasto para cumplir con sus objetivos presupuestarios, viene dada de su incapacidad para liderar la reforma fiscal que aumente la recaudación, como hemos dicho en repetidas ocasiones al Lehendakari a través de la armonización fiscal y de la OCT.