Irabazi Donostia denuncia que una fachada del Kursaal se vaya a convertir en una pantalla gigante de publicidad

Amaia Martin y Loïc Alejandro, concejales del Grupo municipal Irabazi Donostia (plataforma compuesta por Ezker Anitza-IU, Equo e independientes), han denunciado la intención del Consejo de Administración del Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal de convertir su fachada oeste en una pantalla gigante de publicidad.

Martin ha informado de que, en la Junta de Portavoces de hace dos semanas, se presentó a los grupos municipales un documento en el que se explica la pretensión del Consejo de Administración de Kursaal (integrado por el Ayuntamiento y la Diputación Foral de Gipuzkoa), de convertir la fachada oeste del edificio en una pantalla de publicidad de 1.260 m², con un presupuesto de unos 400.000 euros.

Según Martin, el argumento para convertir en pantalla gigante de publicidad esa fachada, es el cambio de la iluminación actual por otra con lámparas LED de menor consumo, que además permitiría cambios de manera automatizada, en lugar de manual como se hace ahora. Según el documento entregado en la Junta de Portavoces, ese cambio haría posible trasladar la imagen o marca de los eventos que puedan haber dentro del edificio; dar a conocer sus patrocinadores; servir de soporte digital para campañas institucionales, efemérides o causas sociales; intervenciones artísticas, o seguimiento de eventos como la bandera de las regatas de la Concha, o la Behobia San Sebastián.

La portavoz de Irabazi Donostia ha recordado que el Kursaal es un edificio protegido, por lo que “es inadmisible que la fachada de un edificio público emblemático, y protegido de la ciudad, se privatice al servicio de las grandes marcas comerciales que patrocinan habitualmente los eventos más relevantes de la ciudad (marcas comerciales de bebidas, automóviles, telecomunicaciones, eléctricas, ...), o de quienes lo utilizan para sus congresos. Es una muestra más de que para quienes gobiernan el Ayuntamiento y la Diputación Foral (PNV y PSE), todo debe estar al servicio de la economía”.

El concejal Alejandro, ha informado también de que, además, el documento entregado lleva un informe técnico de 2015, en el que se advierte de que, independientemente de que la iluminación del edificio no cause ningún impacto físico en el edificio, ni la iluminación en el entorno, hay que tener en cuenta otras disposiciones legales sobre edificación que impiden que los edificios puedan ser utilizados con fines publicitarios, comerciales o de anuncios (prohibidos en las fachadas en general). “Por lo tanto, a la vista de esa advertencia, creemos que ni siquiera se cumpliría con la normativa aplicable”, ha añadido.

Alejandro ha insistido en que “este no es ni el modelo de ciudad, ni el modelo de sociedad que defendemos quienes formamos parte de Irabazi Donostia. No puede ser que el espacio público se convierta en un lugar al servicio del consumo masivo de cosas que en la mayoría de las veces, ni queremos, ni necesitamos. Y que para ello, no se cumpla siquiera con la normativa correspondiente”.

Finalmente, ambos ediles han pedido a PNV y PSE, que desistan de convertir en pantalla de publicidad gigante, una de las fachadas del Kursaal, “ya que no queremos que se convierta en la Times Square gipuzkoana”.