Ezker Anitza-IU plantea al PNV una reforma fiscal y "blindar” los derechos sociales en el Estatuto

Ezker Anitza-IU se ha reunido este mediodía con el PNV en el marco de su ronda de contactos para trasladar las conclusiones de su IX Asamblea celebrada el pasado mes de enero. En la cita mantenida en Sabin Etxea han participado Isabel Salud, Coordinadora General de Ezker Anitza-IU, Iñigo Martínez, Secretario de Organización de Ezker Anitza-IU, y Haizea Garay, Responsable de la Secretaría de Institucional. Por parte del PNV, han asistido el presidente del EBB, Andoni Ortuzar, la secretaria del EBB, Mireia Zarate, y el miembro del EBB, Joseba Aurrekoetxea.

Ezker Anitza-IU ha constatado las “grandes diferencias” que les separan de los jeltzales respecto al modelo fiscal. La organización política ha planteado “una subida salarial y una reforma fiscal para repartir de manera más justa la riqueza que creamos los vascos y las vascas”, tal y como ha asegurado Isabel Salud. La Coordinadora General de Ezker Anitza-IU afirma que “no es cierto que se esté saliendo de la crisis, ya que para ello deberían revertirse los recortes realizados desde 2008” y ha recordado la “precariedad” en el empleo juvenil, entre otros sectores. “En el campo social y sindical, allí donde avancen hacia una sociedad donde se reparta de una manera más justa la riqueza, ahí nos encontrarán”, ha remarcado.

Salud ve, en cambio, “coincidencias” y “posibilidades de trabajar y llegar a acuerdos” en materia de paz y convivencia y ha insistido en la “necesidad de construir un relato basado en los principios de verdad, justicia y reparación” para que “no se vuelvan a repetir situaciones de terror vividas en nuestro país”. “Un relato veraz, que no esté maquillado”, ha añadido.

La formación de izquierdas también ve posible trabajar de manera conjunta en asuntos relacionados con el autogobierno. La Coordinadora General de Ezker Anitza-IU ha subrayado su propuesta para que en el nuevo Estatuto que ya se está trabajando en el Parlamento vasco “se blinden los derechos sociales de todos los vascos y vascas, con garantías jurídicas para que no sean utilizados como moneda de cambio según los gobiernos, en función de sus intereses”.