Ezker Anitza-IU califica los vientres de alquiler de “violencia machista”​​​​

Ezker Anitza-IU ha dado a conocer su postura contraria a los denominados “vientres de alquiler”, tras la apertura de su debate en el Congreso. La Coordinadora General de Ezker Anitza-IU, Isabel Salud, ha comparecido esta mañana en Bilbao junto con la responsable del Área de Mujer, Ester Palacio, e Itxaso Palacio, activista en el movimiento feminista. Isabel Salud ha calificado la práctica de los vientres de alquiler de “violencia machista”, ya que supone “la explotación del cuerpo de las mujeres y su mercantilización para el enriquecimiento de las agencias que se ocupan de realizarla”.

Salud subraya que “la realidad es que en los países donde se permite, son mujeres pobres y sus familias las que se ven obligadas, ahí no hay ningún tipo de altruismo, ni libre elección, ni consentimiento, solo hay necesidad”. Esto supone “hacer negocio con el cuerpo de las mujeres, supone traficar con ellas, supone tráfico y supone granjas de mujeres donde pasaran 9 meses y serán controladas su alimentación, su sexualidad, sus movimientos para que la criatura-producto salga sano”, añade, “supone la compraventa de un ser humano, algo que ni es legal, ni legítimo, los niños no pueden ni deben ser vendidos, atenta contra los derechos humanos”.

La Coordinadora de Ezker Anitza-IU recuerda que “se pide a la mujer que reprima sus vínculos emocionales con la criatura, los afectos, el vínculo amoroso, que para nosotras es humanidad y es esencial para dar vida y para vivirla plenamente”.

Según Salud, se trata de una una visión “patriarcal y masculinizada” de las relaciones humanas, “hasta dar vida se convierte en un negocio, en un sistema capitalista donde todo se convierte en mercancía y se compra y se vende, al servicio del negocio y el beneficio”. Isabel Salud destaca que la práctica de los vientres de alquiler se realiza para “satisfacer los deseos, que no derechos, de los padres y las madres que desean tener un bebe, pero mediante una práctica que atenta contra los derechos humanos de las mujeres porque supone utilizar a las mujeres como incubadoras y que busca un bebe con su carga genética para perpetuarla, lamentable”.

Ezker Anitza-IU apuesta por el camino de la adopción, ya que “hay millones de niños y niñas en el mundo que necesitan de un hogar, sólo en España hay 40.000 que esperan ser adoptados”. La organización política trabajará para que las exigencias y el proceso se agilice y “podamos dar satisfacción a las personas que quieran adoptar y a los bebes que necesitan un hogar”.

La organización de izquierdas recuerda que el Parlamento Europeo rechazó en el año 2015 esta práctica por ser “contraria a la dignidad humana y a la mujer”, y también el Comité de Bioética de España en 2017, que ha elaborado un informe en el que propone que se prohíban los vientres de alquiler a nivel internacional “para garantizar la dignidad de las mujeres y de la criatura” y propone anular estos contratos y sancionar a las agencias que se dedican a esta actividad.

“Vamos a trabajar en todos los ámbitos para rechazar esta práctica que agrede a las mujeres y solo busca hacer negocio para satisfacer unos deseos que, a nuestro entender, pueden ser encauzados hacia la adopción”, ha finalizado Salud.